Escuchar: Ecosistemas Urbanos con Scott Quitel

TRANSCRIPCIPÓN:

[00:00:00] Rebecca Cordes Chan: [00:00:00] Hola todos. Soy Rebecca Cordes Chan, directora ejecutiva de los Amigos del Parque Ferroviario. Hoy en Sonidos del Parque Ferroviario nos acompaña Scott Quitel, fundador y director general del Instituto de Salud Terrestre de Filadelfia. Es una organización sin fines de lucro con sede en el barrio de West Parkside de Filadelfia cuya misión es restablecer las conexiones entre la naturaleza y las personas.

El instituto se centra en la exploración, educación ambiental de inmersión en la fuente y en la revitalización comunitaria del suelo. Scott tiene experiencia en planificación del uso ecológico del suelo, análisis de la restauración ecológica y diseño y construcción de parques y jardines ecológicos. Pasó mucho tiempo explorando las partes urbanizadas y no urbanizadas del parque ferroviario, así como los barrios circundantes.

Y estoy encantada de conversar con él sobre la ecología natural y humana del parque ferroviario. Y en realidad, mucho más.

Hace 10 años, un pequeño grupo de la comunidad observó los rieles oxidados que atraviesan sus vecindarios y vio su potencial: potencial para un espacio público utilizable y hermoso. 

Cuando esté completo el Parque Ferroviario conectará más de diez vecindarios con 3 millas (aproximadamente 5 kilómetros) de espacio verde continuo. Será un lugar para jóvenes y adultos, deportistas y artistas, vecinos y visitantes, para todos por igual.

El Grupo Los Amigos del Parque Presenta: Sonidos del Parque Ferroviario 

Rebecca Cordes Chan: Hola, Scott, es genial tenerte aquí hoy. ¿Podrías empezar por describir la ecología natural del parque ferroviario y sus alrededores y cómo esta cambia a través de las estaciones?

Scott Quitel: [00:00:55] Claro, Rebecca, y gracias por la invitación para conversar sobre este lugar tan genial, el Parque Ferroviario. [00:01:00] Cuando hable del parque, me estaré refiriendo sobre todo al tramo elevado. Lo que significa que estamos por encima del suelo y entonces usaré la palabra “víaducto”. Puede que de vez en cuando utilice la palabra “corte,” que es una parte del parque ferroviario en general que se encuentra un poco por debajo del nivel del suelo. Así que espero que todo eso quede claro.

Pero, el viaducto o el parque ferroviario es un ecosistema absolutamente único. Y, pues, en realidad no se puede comparar con nada más. Porque, una forma de verlo es como si tuvieras un jardín dentro de un recipiente que pones en tu patio trasero. Así que tienes un recipiente y adentro pones algo de tierra y algunas plantas.

Sin más, tienes un ecosistema, pero el ecosistema está confinado por ese recipiente. Y el viaducto es esta estructura elevada como a unos 20 pies (aproximadamente 6 metros) sobre el suelo, una estructura en el aire. Y es, literalmente, un ecosistema en sí mismo. Y es realmente el ejemplo de algo [00:02:00] que se puede llamar naturaleza espontánea.

Y cuando hablamos un poco sobre la historia de esto y cómo los seres humanos han realmente provocado su desarrollo y crecimiento, a pesar de que nunca tuvieron la intención de que algo sucediera allí, los trenes estaban operando en la estructura y luego dejaron de hacerlo. Y sin darnos cuenta, la naturaleza se hizo cargo como un diseñador, llegó a colonizar.

Todo el entorno encima de esa estructura es novedoso. Así que algunas personas lo llaman ecosistema novedoso o espontáneo porque nadie lo plantó realmente. Como que se plantó a sí mismo. Así que es un lugar fascinante para explorar y disfrutar. 

Rebecca Cordes Chan: [00:02:40] Me encanta esa idea. Y me encanta la idea de que sea casi como un estante natural elevado a gran escala. Es realmente interesante.

Scott Quitel: [00:02:46] Sí, se ha convertido en un verdadero tesoro de Filadelfia. Y, pues, es algo de lo que nosotros realmente debemos hablar también, ¿qué hacer con este tesoro? Nadie pretendía que se convirtiera en eso. Hace tiempo, la meta de la compañía ferroviaria, sobre todo, era que sus pasajeros llegaran [00:03:00] a todos los grandes cruces y que llegaran de manera eficiente a la terminal de Reading.

Y hoy sabemos que en el 84, todo eso pasó a ser subterráneo. Y entonces nos quedamos con esta estructura elevada. Y pues ahora tienes este resultado, y hay una variedad de interrogantes que vienen con él. No necesariamente, cómo lo desarrollamos y hacemos la siguiente línea alta, como la que tiene Nueva York y duplicamos eso en Filadelfia.

Pero ¿qué hacemos sobre el hecho de que hay al rededor de 80 especies que de alguna manera llegaron hasta allí arriba? Y hay, literalmente, sistemas sobre sistemas creciendo allí dentro. Ahora, ¿qué hacemos? Así que si hablamos sobre el tema de ecosistemas espontáneos o novedosos, tenemos una situación aquí que es realmente fascinante para Filadelfia, pero realmente fascinante, de por sí misma.

Que haya un sitio así en Filadelfia, literalmente detrás de la represa del río Schuylkill. Y a principios del siglo XIX, se tomó una decisión. De construir una infraestructura, ¿verdad? Así que ellos [00:04:00] construyeron la represa de Fairmount como una manera de obtener agua que llegara a la parte superior de Fairmount y que se canalizara para la ciudad.

Y tuvimos esta fascinante maravilla llamada “Waterwoks” una reserva de agua que se llevó a cabo. Nadie realmente pensó en el impacto de poner esa represa allí, en ese lugar en particular. Pero lo que hizo fue que generó una colina, como una colmatación detrás de la represa, porque frenó el río y. Desde entonces y la revolución industrial, una cosa que se ha puesto en peligro de extinción con el paso del tiempo es algo que se llama hábitat fluvial, habitat ribereño, ¿verdad?

Emparejamiento y el hábitat, pero es un área realmente valiosa junto a un río que alberga una gran cantidad de vida silvestre que gestiona las aguas pluviales. Así que realmente nos sirve de muchísimo. Y si vas a otras ciudades, eso ya no se ve hoy en día. Pero lo que ocurrió detrás de la represa de Fairmount es que todo el limo comenzó a acumularse en un área donde habían derribado todos los árboles y demás.

Y como años más tarde, los árboles comenzaron a crecer en una sección de limo. Y hasta el día [00:05:00] de hoy, justo detrás de las cataratas, existe esta cosa de la que la gente habla. No sé si su nombre oficial es “Isla de Limo”, pero bueno, en esta Isla de barro. Existen todos estos árboles, como los álamos y arces rojos, que son realmente valiosos como hábitat fluvial y nadie lo había planeado.

Y ahora, en realidad se tiene este entorno en peligro de extinción que se creó a sí mismo. Con un poco de ayuda de la gente. Y esa misma analogía aplica al viaducto. Entonces, cuando empezamos a pensar, ¿qué vamos a hacer con el viaducto? ¿Cómo lo llamamos? No se le puede poner en una categoría. No podemos llamarlo, por ejemplo, Bosque templado.

No podemos decir que es una pradera oriental o un prado o algo así. En realidad ni siquiera tiene un nombre, más allá de ser un tipo de Ecosistema urbano que evolucionó. 

Rebecca Cordes Chan: [00:05:48] Quisiera solo hacer una pregunta. Hace unos momentos mencionaste que hay unas 80 especies de plantas allí arriba.

¿Se considerarían endémicas a la zona esas plantas o especies? ¿Cómo interactúa [00:06:00] esta idea de las diferentes especies con la idea de estos ecosistemas novedosos o únicos a los que te refieres? 

Scott Quitel: [00:06:06] Bueno, un ecosistema novedoso, una de las cosas que casi te obliga a preguntarte es:

¿Cuáles especies son realmente originarias? Vale. ¿Qué significa que algo sea originario de Filadelfia? Técnicamente significa que algo estaba creciendo aquí antes de que llegara la civilización europea. Son las plantas que son originarias, las que siempre estuvieron aquí. Y luego hemos hecho todo tipo de intervenciones

Como carreteras interestatales y ese tipo de cosas y sin más ni menos tenemos un montón de plantas asiáticas y europeas que crecen perfectamente bien en Filadelfia. Así que cuando se elimina todo el suelo originario y la estructura rocosa originaria y la hidrología originaria, y luego pasan un par de cientos de años, ¿qué es realmente originario de un ecosistema?

Entonces, cuando retornamos al término técnico originario o endémico el Viaducto tiene una mezcla de plantas que siempre han estado en la región de Filadelfia, que [00:07:00] se remonta a la historia natural temprana. Y luego hay un montón de plantas que vinieron de otros países y entonces ahora básicamente todas crecen juntas.

Y eso es realmente lo que hace de este parque un sistema novedoso donde se puede tener una planta asiática que crece muy bien con una planta absolutamente estadounidense. Pero, lo que es realmente fascinante es que hace unos cinco años, se pidió a nuestro grupo de salud terrestre que hiciera un estudio botánico de las plantas que crecían en el viaducto.

Y se hizo después de un estudio que otro grupo había hecho unos cinco años antes que nosotros y el grupo que nos precedió encontró 50 y tantas especies de plantas creciendo allí arriba. Y luego, cuando nosotros hicimos nuestra investigación, en realidad encontramos, creo que fueron como 78, justo por debajo de 80 especies. Y entonces lo que se tiene es que se está dando una evolución en este conjunto de condiciones realmente extremas, conocidas como el viaducto.

Así que casi hay que ignorar la pregunta de qué es originario o no, porque prácticamente habría que definir lo que es originario para un [ 00:08:00 ] viaducto como tal. ¿Qué es originario en una estructura que está desconectada del sistema del suelo y del nivel de la calle? 

Rebecca Cordes Chan: [00:08:05] Claro, y que es de metal y tiene esta historia industrial. Claro. No tiene mucho sentido.

Scott Quitel: [00:08:09] Exactamente. Así que eso es lo que sucede allí arriba. Es real, y nuevamente, es lo que lo convierte en esta cosa única en peligro de extinción. Y luego uno se plantea la pregunta, mirando hacia más adelante y desde el punto de vista del desarrollo potencial, de qué se hace cuando se tienen estas 80 especies evolucionadas que viven juntas y, nace la pregunta que hiciste antes sobre la estacionalidad. 

Si tienes una estructura que básicamente no tiene aislamiento porque tiene estas cosas que mencionaste, el metal, las piedras todas amontonadas, todavía queda madera allí arriba creo, pero nadie sembró tierra allí arriba. Claro. Necesitaban sostener un ferrocarril pesado allí arriba, así que se trata de todo lo que soportaría el tráfico de trenes pesados.

Y ahora tienes estas plantas que en efecto han creado su propio sistema de suelo, pero cuando haga frío, enfriará más en el viaducto porque es como ese cartel que dice “el puente [00:09:00] se congela antes que el resto de la carretera”, porque no hay aislamiento allí arriba.

Así que cuando hace frío en Filadelfia, hace mucho más frío en el viaducto. Cuando hace calor en Filadelfia, hace mucho más calor. Y entonces se ve que las plantas en realidad pueden cambiar el aspecto de sus hojas o pueden crecer un poco más atrofiadas porque están como respondiendo a la sequía o a las condiciones más secas, condiciones más vientosas, más frías o más calurosas.

De nuevo, las plantas muestran lo emprendedoras que son, ya que reaccionan como, ” Vaya, ¿qué pasa con los elementos aquí? Pero si puedo adaptarme, puedo ser como el rey o la reina de este hábitat”. Y eso es lo que realmente sucedió. 

Rebecca Cordes Chan: [00:09:39] De veras me encanta esta idea de la adaptación, pero también la de coexsistir. Es realmente fascinante pensar sobre eso y cómo todo se equilibra. 

Scott Quitel: Claro. 

Rebecca Cordes Chan: También me interesa bastante, ¿sabes?, hemos hablado mucho de las plantas y la naturaleza, pero ¿qué pasa con los seres humanos y cómo interactúan e impactan en la ecología natural del entorno del parque ferroviario? 

Scott Quitel: [00:09:56] Los seres humanos son definitivamente una gran parte de lo que está sucediendo, [00:10:00] pero tal vez no de la manera que uno podría pensar en un principio. La historia del viaducto en sí misma es la que ha dado forma a la ecología. Así que, de nuevo, al igual que hace un siglo o más, se tomó una decisión: vamos a construir esta estructura en primer lugar. Claramente, esa decisión humana puso en marcha, y voy a usar comillas, como una especie de “hábitat”, pero en realidad un “hábitat” para llevar a la gente de manera eficiente a la ciudad.

Y luego al lado de ese hábitat basado en el ser humano, podría haber algunas plantas que surgen al igual que uno las ve creciendo en el borde de la carretera. Durante un siglo, los seres humanos establecieron algo para lo que construyeron una estructura, pero la utilizaron tanto que realmente era inhabitable para muchas especies.

Entonces los humanos tomaron la decisión de desactivarlo todo. Así que ahora nos remontamos a 1984 y tomamos la decisión de que es mejor que metamos los trenes bajo tierra, que los dejemos entrar a la ciudad de esa forma y lo que tenemos que hacer es desactivar todo lo demás. Entonces, eso sucede, [00:11:00] y sin más ni menos, esta estructura de ingeniería en el cielo diseñada de manera tan cuidadosa se queda sin ningún tipo de plan, al menos en ese momento.

Y así, ese impacto humano de desactivarlo todo es realmente lo que puso en marcha la naturaleza espontánea de la que acabamos de hablar. Entonces, los seres humanos metieron su cuchara, aunque en ese momento nadie estaba pensando necesariamente de esa manera. Lo impresionante de esto es que ahora que ya se ha establecido, es como si los humanos quisieran impactar las cosas y es casi como si no pudiéramos porque está fuera del alcance. Es bastante alto y a menos que se vaya a pagar a alguien para que suba y mantenga la cosa, entonces la consecuencia es que se tienen estos sistemas que pueden evolucionar por sí mismos.

 En los últimos 30 o 40 años, el impacto humano allí arriba en algunos aspectos, se puede decir que ha sido extremadamente mínimo, casi nulo. Si subes allí, como una cosa interesante que se debe haber hecho, voy a suponer que hace 20 años, alguien [00:12:00] o alguna empresa probablemente subió allí y cortó los árboles que habían. Y entonces, un árbol dominante allá arriba es el Paulownia tomentosa. Es el árbol Emperatriz. Es este hermoso árbol con flores de bígaro. Es Asiático. Y tiene una historia en sí misma, la de cómo llegó aquí, que podemos abordar dentro de un rato.

Rebecca Cordes Chan: Me encataría. 

Scott Quitel:  Vuelve a tocar ese tema pronto. 

Pero, ya sabes, ese árbol es como el árbol de Filadelfia. Puede crecer en el concreto. Proviene literalmente de los acantilados ricos en calcio de China, por lo que puede crecer en algo que tenga mucho concreto porque a las plantas les encanta el calcio. Así que ese árbol debe haber crecido por sí mismo porque es un árbol resiliente que puede crecer en esas condiciones. Alguien decidió talarlo. ¿Y qué hizo el árbol? El árbol no murió, rebrotó.

Así que cuando miras de cerca los árboles Paulownia que están en el viaducto, en su mayoría, los más antiguos, si miras hacia la base, se ve este gran tronco, que fue cortado [00:13:00] hace un par de décadas, y luego ha vuelto a crecer. Y entonces, ¿se podrían denominar esos árboles como arbustos Paulownia cuando normalmente no se haría eso si se está en los jardines de Longwood tratando de que crezcan los árboles Paulownia? Hay árboles Paulownia que rodean el óvalo de Logan alrededor de la fuente, en una de las plazas originarias de Penn. Tradicionalmente seguimos colocando a los Paulownia como decoración en ese sitio.

 Así que obviamente están allí por su belleza, pero arriba en el viaducto, alguien los taló todos. Todos volvieron a crecer, pero volvieron a crecer como arbustos, así que reaccionaron. Entonces, son los seres humanos quienes interfirieron un poco, pero son las plantas quienes se apoderaron de nuevo. Así que, ese es algo del mínimo impacto que los humanos han tenido físicamente. Quiero, si puedo, pasar a hablar sobre algunos amigos de los humanos.

Rebecca Cordes Chan: Sí, por favor.

Scott Quitel: Al menos deberíamos considerarlos amigos ya que han tenido un impacto más profundo en el viaducto que nosotros los humanos. Y, en particular, [00:14:00] quiero nombrar a las ardillas y a los pájaros y luego a un factor inanimado, pero todavía importante, que es el viento. Y son realmente estos tres factores los que han hecho que el viaducto albergue 80 especies.

Y, por ejemplo, muchas de las plantas de allí arriba tienen semillas muy pequeñas que pueden dispersarse con el viento. ¿Sabes? Entonces, hay como áreas establecidas de esta pequeña hierba de tallo azul. Es hermosa. Es una especie originaria. Es resiliente. Se vuelve naranja en el otoño y dura bastante y se mantiene naranja hasta la primavera siguiente.

Así que podrías ponerla en el jardín de tu casa si quisieras y tener un hermoso césped creciendo de dos o tres pies de altura (aproximadamente 1 metro). Bueno, tiene semillas que se dispersan con el viento, así que es fácil imaginar cómo podría haber venido de un lugar diferente. Creciendo a veces de la mano con eso, está esta especie de apocinos, que está relacionada con el algodoncillo.

Igualmente, tiene esas semillitas plumosas. Se vuelan con el viento. Así fue que muchas de las plantas llegaron hasta allí arriba. Queda claro que el viento llevó las semillas hasta allí. Las semillas encontraron [00:15:00] una pequeña grieta, y de pronto le cayó un poco de humedad, un poco de polvo de la ciudad. Y germinaron. ¡Tachán! Tienes una nueva planta. Bueno, los pájaros se han sumado a eso porque a los pájaros les gusta comer cosas y, como a todos nos pasa, generan residuos, ¿verdad? Defecan. Ellos no piensan en dónde lo están haciendo. 

De repente, si comen suficientes bayas, un puñado de las semillas de esas bayas van a parar a la parte superior del viaducto. Y así, cuando tienes un cierto conjunto de árboles y otras especies allá arriba que a los pájaros les gusta comer, muchos de ellos son un producto de los pájaros que digieren la fruta y luego dejan caer la semilla.

La semilla hace su recorrido hacia el viaducto. Como el cerezo negro, que es un árbol originario. Y tiene estas cerezas pequeñitas. Todos las podemos comer. Son muy sabrosas, solo que tienen esas pepas con las que te podrías partir un diente si tratas de comértelas, ¿sabes? Pero a los pájaros les encanta comer esas cerezas.

Son muy saludables para los humanos. Y son muy saludables para los pájaros. Y sería muy natural que ellos sobre vuelen y dejen caer eso. Dejen caer [00:16:00] las semillas. Y al tiempo empieza a crecer un cerezo. Pero eso también tiene sentido, ¿verdad? Porque los pájaros vuelan por todas partes y pues pueden llegar a casi cualquier lugar debido a su capacidad de volar.

Quiero quitarme el sombrero ante las ardillas, porque son una de las especies más valiosas que hay en ese viaducto, todavía me sorprende cada vez que veo cuando suceden estas cosas. Entonces, a las ardillas, como todos sabemos, les encantan las bellotas, les encantan las nueces. Son inteligentes. Saben que si comen frutos secos con ácidos grasos esenciales y cosas así, son realmente saludables.

Y las bellotas son realmente beneficiosas para ellas. Los frutos secos, como las bellotas, son realmente buenos, en realidad para casi cualquier persona que no les tenga alergias. Lo que es fascinante allí arriba es que hay robles y algunos de ellos son relativamente maduros y están creciendo en la parte superior de esta estructura del viaducto. Y considera esto por un segundo.

Una pequeñísima semilla de una pequeña planta de tallo azul, debe pesar una fracción de gramo. Así que para que caiga en algún lugar y se meta en una pequeña grieta [00:17:00] y luego germine, puedes imaginar cómo eso sucedió. Pero, por ejemplo, hay robles rojos creciendo allí arriba. El roble rojo tiene una fruta bastante grande. Se llaman bellotas de roble rojo grande. Ahora, cómo haría esa bellota, cómo crece algo así cuando estás en una plataforma de ferrocarril, que es básicamente rocas que son cuidadosamente aplastadas para crear estructura y estabilidad. No hay nadie. No puedes usar una pala allí arriba. 

Así que significa que algunas ardillas emprendedoras deben haber visto la forma de encontrar espacios entre las piedras o tal vez mover algunas piedras. Las ardillas, por su naturaleza, recogen sus nueces, se comen algunas, pero luego definitivamente quieren enterrarlas en algún lugar para poder acceder a ellas más tarde, cuando tengan hambre y la comida sea más escasa. Así que sólo pueden ser las ardillas las que subieron allí. Entonces, ahora lo que sucede es que hay al menos tres y posiblemente cuatro especies de robles allí arriba. Y uno de ellos es un roble que se llama Willow Oak (Quercus phellos) que no se ve mucho en la ciudad.

Y [00:18:00] también hay un Roble Palustre Americano allí arriba que sí se ve, y el Roble Rojo puede ser un árbol de la calle, por lo que se puede entender cómo las ardillas pueden haber cogido esas bellotas. Pero cuando se piensa en cualquier ecosistema emergente, el hecho de que ahora vaya a haber producción de frutos secos va a beneficiar a las ardillas.

Va a beneficiar a otros pájaros que llegan allí, a los arrendajos azules les encantan las bellotas. Probablemente entonces van a mover más bellotas y van a ayudar a las ardillas a lograr que se siembren bellotas en otros lugares. Pero básicamente a cualquier animal, carnívoro, omnívoro o herbívoro, le encanta comer bellotas. Les encanta comer frutos secos que caen de los árboles porque, instintivamente, deben saber que están cargados de valor nutricional.

Siempre me ha fascinado que estos robles sigan creciendo y que les vaya bastante bien allí arriba, ¿sabes? Así que tenemos que agradecer indirectamente a los humanos porque decidieron desactivar los trenes, pero dejaron lo demás en paz. Pero luego los pájaros, el viento y las ardillas tomaron la posta inmediatamente.

Rebecca Cordes Chan: [00:18:56] También me pregunto, mencionaste las diferentes especies [00:19:00] de roble, por ejemplo, que has visto en el viaducto y que tal vez te sorprendieron. ¿Hay alguna otra planta o alguna especie animal que hayas visto y que te haya sorprendido, que sea inusual o que se salga de lo habitual? 

Scott Quitel: [00:19:13] Pues es una mezcla. Hay una hermosa planta de amapola que no veo que la gente la ponga mucho en sus jardines y justo en el cruce de la calle 10 con Hamilton, en un estacionamiento, que está cercado, está creciendo esta hermosa amapola. Debe tener como 8 pies de altura (aproximadamente dos metros), pero es herbácea. Y luego, no por casualidad, se puede encontrar esa misma amapola creciendo en el viaducto justo alrededor de ese mismo lugar. Dondequiera que comenzó, uno generó el otro, pero esa planta está creciendo en un estacionamiento, fuera de como el asfalto y también está creciendo en el viaducto.

Y eso es raro, nunca había visto esa planta hasta que llegué aquí. Hay una planta que finalmente llamamos nectarina y no melocotón. Y bueno, esa no fue mi decisión. No sé cómo distinguir la diferencia si estás frente a uno de esos árboles, no se sabe [00:20:00] cuál de los dos es antes de que crezca la fruta, pero básicamente la nectarina es una especie de melocotón híbrido y hay árboles de nectarina que crecen allí arriba. ¿Cómo así? Pues no lo sé, ¿quizás un humano tiró una pepa por la ventana? ¿Será que una ardilla enterró una pepa de un melocotón o  de una nectarina?

Definitivamente eso me pareció inusual, ver esos árboles allí arriba. Otra cosa que me ha parecido fascinante es cómo se han adaptado las plantas allí arriba en cuanto al lugar donde crecen. Entonces, en algunos lugares hay esta hermosa planta que no estoy necesariamente sorprendido de ver llamada gordolobo (Verbascum thapsus).

Y es otra planta herbácea que con su estructura floral puede llegar a tener unos 10 pies de altura (aproximadamente tres metros de altura), pero el gordolobo, en ciertos lugares donde el viaducto cruza sobre la calle Spring Garden, el microclima y las condiciones de la propia estructura comprehensiblemente son diferentes si está en una parte del puente [00:21:00] en comparación con otra parte que podría tener un tipo de soporte diferente.

Así que verás un gordolobo de 10 pies (3 metros) creciendo en algunas zonas, y luego verás esa misma planta completamente madura, pero con solo tres pies de altura (1 metro). Los Pine Barrens es un lugar realmente fascinante en Nueva Jersey y tiene un área llamada los Pinos Pigmeos. En los Pinos Pigmeos, los pinos y los robles están completamente desarrollados, excepto que tienen una fracción del tamaño del que normalmente tendrían en la mayor parte de los Pine Barrens.  Allí arriba se da el mismo tipo de situación de plantas pigmeo. Y eso me sorprendió mucho y luego pensé, bueno, tal vez eso tenga mucho sentido. 

Mi pájaro favorito…, he visto un montón de pájaros diferentes allí, pero los pájaros…. Bueno, estamos a un tiro de piedra del río Delaware, que es una ruta de vuelo de la costa y por lo tanto un montón de aves migratorias están volando por el río como a 10 cuadras de distancia. Entonces, están haciendo su recorrido por aquí y eso no es necesariamente tan inusual, porque cuando se piensa en ello, cuando un pájaro está mirando hacia abajo, [00:22:00] esa vista panorámica de los pájaros entra en vigor.

 Si eres un pájaro y estás sobrevolando el río Delaware y tienes una buena visión periférica, como muchos pájaros la tienen, y ves esta vía verde como paralela al río, podrías pensar, “caramba, puede haber un lugar seguro allí para anidar durante la noche”, o “ese podría ser un lugar seguro para ir a buscar comida”. Pero, yo estaba allí dictando una clase no hace mucho tiempo y ¿qué vi? 

Era como una becada, ¿sabes? Es un pájaro fascinante. Y son realmente pájaros hermosos. Hacen como un ruido distintivo cuando salen volando. Y de pronto, una becada salió de los árboles o de la maleza delante de mí cuando estaba caminando sin rumbo. No esperaba encontrarme con un pájaro así. Y si uno investiga lo que les gusta a las becadas, como son aves de humedales, les gusta estar en zonas húmedas.

Entonces, uno se pregunta, ¿de dónde vino esa becada? ¿Qué está haciendo él o ella aquí?, ¿sabes? Así que eso me pareció algo muy, muy fascinante. Todavía no he encontrado un [00:23:00]reptil allí arriba. No me extrañaría que las culebras rayadas ya hayan subido o lo hagan con el tiempo.

Vale. Pero, entonces, las ardillas pueden trepar, los pájaros pueden volar, así que uno se puede imaginar cómo algunos de esos animales llegaron allí. La siguiente cosa que me emocionaría y sorprendería es si encuentro un sapo americano o una culebra rayada que de alguna manera haya subido. Tal vez que use algunos de los lugares donde hay tipo conexiones desde el plano de la tierra hacia arriba y que hagan su recorrido hasta allí, pero eso es lo que más me llama la atención.

Rebecca Cordes Chan: [00:23:28] Scott, para el ojo inexperto, el Parque Ferroviario puede parecer desbordado o incluso lleno de malas hierbas, pero también hay algo muy especial en la colección de plantas y animales que abundan allí. ¿Cuál es tu opinión sobre eso? 

Scott Quitel: [00:23:41] La verdad es que me parece una pregunta genial. Porque, como ecologista, quien ha hecho restauración como parte de mi carrera, se nos pide con frecuencia que arreglemos los hábitats de los humedales o de las praderas o los bosques. Y también como alguien a quien le gusta viajar y pasear, [00:24:00] visitar este parque nacional, que es un lugar especial que se conserva. Y a medida que he ido conociendo más y más el viaducto a lo largo del tiempo, me pregunto ¿qué es lo que hace que un hábitat sea especial? ¿Qué hace que merezca esfuerzo conservar y salvar un hábitat? 

Entonces, a veces, la rareza en sí misma es una razón para considerar la posibilidad de salvar el hábitat. Pero también se piensa en su valor integral. Y cuando se piensa en un hábitat que surgió, es como literalmente una nueva naturaleza, porque ni siquiera ha tomado cualquier espacio al nivel de la calle, sino que está elevado a 10, 15, 20 pies (3, 4.5, ó 6 metros) por encima del nivel de la calle. Y es que básicamente este ecosistema es auto-limitado y auto-sostenible. 

Y entonces, cuando observamos algo así, de por sí, podemos decir: “Vaya, es una situación poco frecuente”. ¿Acaso eso no justifica de por sí su conservación? ¿Y qué haría que un hábitat remanente [00:25:00] en Alaska fuera necesariamente más valioso que un entorno inusual remanente en Filadelfia? Si a esto le añadimos lo que supone para la ciudad de Filadelfia, especialmente para los barrios que viven a ambos lados de esta maravilla de vegetación, ¿cómo se puede poner un valor a algo así?

Y creo que realmente nos hace considerar nuestros valores cuando miras algo como esto y piensas, “Vaya, ¿quién diría?” Esta combinación de plantas originarias y no originarias con una estructura de suelo peculiar y las plantas que reforman y diseñan, y las ardillas que hacen lo suyo, ¿no es en sí algo que podría considerarse un hábitat en peligro de extinción y que consideraríamos muy digno de preservar en la medida de lo posible? 

Rebecca Cordes Chan: [00:25:48] Bueno, Scott, me da pena terminar nuestra charla, pero muchas gracias por acompañarnos en Sonidos del Parque Ferroviario. Ha sido fascinante explorar estas ideas de la naturaleza espontánea, de la adaptación y la resiliencia, todo en el contexto del [00:26:00] parque ferroviario y los barrios circundantes, y realmente, simplemente la vida, la vivacidad y la vitalidad en sí.

Obviamente podríamos hablar de esto el día entero, pero tengo entendido que también tienes tu propio podcast en el Instituto de Salud Terrestre (Land Health Institute). Así que si la gente quiere saber más sobre la ecología natural de Filadelfia y de otros lugares, ¿dónde te pueden encontrar? 

Scott Quitel: [00:26:18] Me encantaría que la gente investigara más sobre este tema porque es realmente fascinante. La página web del Instituto de Salud Terrestre es LandHealthInstitute.org. Vayan a conocernos. También pueden enviar sus preguntas a info @ y encontrarán que serán bienvenidos a participar en una visita guiada por la ciudad. Nuestro podcast se llama Ecosystem of My Mind (Ecosistema de mi mente) y hay un enlace en la página web. El podcast nos invita a involucrarnos y a profundizar en el conocimiento de la ecología urbana de Filadelfia. 

Rebecca Cordes Chan: [00:26:53] Genial. Bueno, este ha sido un episodio de Sonidos del Parque Ferroviario. Si te gustó lo que escuchaste, por favor déjanos una reseña y mantente en contacto con nosotros [00:27:00] en el Instagram, Twitter y Facebook para acceder a más contenido. Pueden apoyar a los Sonidos del Parque Ferroviario y otras iniciativas de los Amigos del Parque Ferroviario visitando TheRailPark.org.

[00:28:00] Los Amigos del Parque Ferroviario es una organización 501(c)3 que impulsa la visión detrás de la transformación de las líneas ferroviarias históricas que atraviesan Filadelfia en un parque continuo de tres millas lineales y un sendero de recreación que conecta y anima el tejido social, histórico y ambiental de las comunidades de Filadelfia.

Un agradecimiento especial a nuestros socios: El Departamento de Parques y Recreación de Filadelfia, el distrito de Center City, la Fundación William Penn, la Fundación John S. y James L. Knight, la Fundación de la familia 1830, Wells Fargo Community Giving, el Fondo Cultural de Filadelfia, el Departamento de Desarrollo Comunitario y Económico de Pensilvania y la junta directiva y muchos miembros de los Amigos del Parque Ferroviario.

Este podcast fue producido por Studio D Podcast Production para los Amigos del Parque Ferroviario. Música y Marca Sonora por Simeon Church. Diseño de sonido, mezcla y masterización por Simeon Church y Ashley Lehmann. Supervisión del proyecto por Dylan Garven.